Conoce el Círculo Dorado y como aplicarlo a tu empresa

El Círculo Dorado (en inglés, Golden Circle) es un modelo creado por el escritor y conferencista Simon Sinek, en donde se pretende explicar cómo los líderes empresariales pueden inspirar a sus clientes y empleados.

El modelo del Círculo Dorado plantea tres preguntas básicas que deben estar presentes en cualquier ámbito empresarial y se puede aplicar también a la vida cotidiana: ¿Por qué? ¿Cómo? Y ¿Qué?

En el ámbito empresarial o de proyectos, el orden en que se formulan estas tres preguntas, puede determinar el éxito o el fracaso del proyecto.

 

¿Qué es el Círculo Dorado de Simon Sinek?

 

Simon Sinek, escrito, publicita y conferencista, planteó en 2010, el modelo del Círculo Dorado. Durante su conferencia TED llamado “como los grandes inspiran a la acción”, Sinek planteaba como Steve Jobs o Martin Luther King crearon ideas novedosas que la gente apoyó ciegamente.

Para Simon Sinek, el éxito detrás de ideas como la de Apple, se fundamentó en la forma como esta comunicó su propósito y como logró influir en las personas para que estas hicieran lo mismo (por qué, cómo y que).

Durante su conferencia, Simon Sinek mencionó en repetidas ocasiones una afinación que pretende explicar la idea principal del Círculo Dorado: “La gente no compra lo que haces, compra el por qué lo haces.” Y es que el modelo del Circulo Dorado exalta la importancia que tiene el propósito de un proyecto, producto, idea o acción, para hacer que otros conecten de inmediato.

 

¿Cuál es la importancia del Círculo Dorado?

 

En el mercado existen muchas marcas que desarrollan productos muy parecidos. Los clientes tienen muchas opciones de donde escoger, pero recordemos que el proceso de compra tiene muy poco de racional, entonces ¿Qué es lo que hace que una persona se decida por cierto producto o servicio? ¿Qué puede hacer una marca para ser única y marcar una diferencia?

La respuesta está en que se debe comunicar un propósito basado en el “por qué” y no en el “que”

Las empresas generalmente saben que producto venden, como lo hacen y cuáles son sus márgenes de ganancia, pero ¿saben realmente cuál es su propósito o ventaja competitiva?

¿Crees que Apple te vende un computador, un celular o unos audífonos? No, Apple te vende prestigio y la posibilidad de “pertenecer” al selecto grupo de personas que piensan diferente.

Asi, el Círculo Dorado plantea la importancia de entender cómo lograr que una persona se identifique con la esencia o la creencia que hay detrás de un producto o servicio.

 

¿Cómo se aplica el Círculo Dorado?

 

 

El Círculo Dorado es una representación visual de tres circunferencias, Cada circunferencia representa las áreas que deben estar presentes en un pitch empresarial o mensaje publicitario: “por qué” “cómo” y “que”

El problema que pretende solucionar este modelo el hecho de que las empresas siempre empiezan su comunicación exaltando características de su producto (información racional). Es importante que las empresas empiecen a modificar la forma en como comunican su mensaje, empezando con su propósito (información emocional).

La comunicación de adentro hacia afuera, busca que las personas se identifiquen emocionalmente con la idea o mensaje que transmite una empresa.

La comunicación basada en el “por qué” de las cosas, le permite a nuestra empresa sobrevivir a cambios tecnológicos, económicos, sociales y culturales del mercado, porque sencillamente nuestra empresa tiene un propósito, creencia o idea sólida.

 

¿Qué pasaría si Apple estructurara su comunicación de afuera hacia adentro?  

Imagina que Apple quisiera venderte una computadora, y te lo expone de la siguiente manera: «Esta computadora tiene un procesador Xeon de 18 núcleos, Turbo Boost de hasta 4,5 GHz, 42 Megas de caché y bla, bla, bla».

Si eres un ingeniero de sistemas o algo parecido, todos estos datos te pueden sorprender e interesar, pero si por el contrario eres una persona del común que busca una computadora para navegar en internet, redes sociales y para usar un editor de texto, tal vez toda esta palabrería te resulte irrelevante; primero porque tal vez no sepas a que se refieren todos esos datos y segundo porque no quieres una máquina que haga hasta los mandados.

 

Apple sabe muy bien esto y la idea que te plantea es la siguiente:

 

Por qué:  Creemos en un cambio de pensamiento, pensamos diferente y queremos que hagas parte del selecto grupo de personas que también lo hace (para que hacemos lo que hacemos).

Cómo: La manera como desafiamos la forma tradicional de pensamiento es haciendo productos con diseño diferente, sencillos y fáciles de usar.

Que: Hacemos computadoras geniales.

 

En definitiva, es hora de empezar a pensar de adentro hacia afuera. Las empresas que tienen claro su propósito, ya tienen una ventaja competitiva frente a los demás.

 

Recuerda: siempre habrá alguien que haga las cosas igual o mejor que tu, por ello no debes enfocarte en el “que” sino crear algo que te diferencie de la competencia y comunicar esa idea a tus clientes de manera que estos logren identificarse con ella.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *